Tipos de cuero que existen en función de su calidad

Como algun@s de vosotr@s nos habéis preguntado por los distintos tipos de cuero que podemos encontrar en el mercado, hemos decidido escribir un post sobre los distintos tipos de cuero que existen según su calidad.

Hay 4 tipos de cuero, esto es, cuero de plena flor, cuero de grano superior, cuero genuino, y cuero regenerado.

Cuero de plena flor

Procede de la capa superior de la piel que conserva todo el grano (todas las marcas naturales de la piel). La superficie natural del cuero de plena flor brilla y se embellece con el uso. Es el cuero de mejor calidad y es muy difícil de trabajar. Esto explica que los accesorios de piel están hechos con este tipo de cuero sean más caros.

Cuero de grano superior

Es el segundo de mejor calidad. Se obtiene tras dividir la capa superior de la piel, lijarla y darle el acabado para obtener un cuero liso (sin cicatrices ni rasguños). El cuero de grano superior es fuerte y duradero pero no envejece muy bien con el uso.

Cuero genuino

Se produce a partir de las capas de piel que quedan después de separar la parte superior. Puede ser liso o áspero. Es de aquí de donde se obtiene el ante. El ante es más resistente que la tela y es perfecto para forrar bolsos. Aunque no es recomendable añadirlo  en la parte exterior de un bolso, un guante o un zapato, por ejemplo, no deja de ser un detalle embellecedor y elegante.

Cuero regenerado

Se fabrica pegando y presionado el polvo y las virutas del cuero. Suele resultar un material de pésima calidad. Los restos de cuero desechados se pegan y se tratan en un proceso similar a la fabricación de vinilo. El cuero regenerado es frágil y se degrada rápidamente con el uso. Se suele utilizar para fabricar complementos de piel baratos. Tanto el cuero genuino como el regenerado se suelen pintar con spray para que parezcan cuero de plena flor o de grano superior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *